Mi amiga Bibi, estresada crónica que vive para y por sus 3 hijos, ha venido a la farmacia a comprar un desinfectante para tener en casa. Cuando esta tarde ha necesitado desinfectar una herida de su hijo y ha abierto su botiquín, se ha dado cuenta de que tenía multitud de productos, muchos de ellos caducados y otros que no sabía si eran o no adecuados.

 


– Entonces Pills, ¿puedes recomendarme un único desinfectante para tener en casa, que me sirva para todo tipo de heridas?. Los niños igual se cortan, que se caen haciéndose pequeñas magulladuras y yo me quemo en la cocina.
– Bibi, Puedo recomendarte un antiséptico para tener en el botiquín de casa que podrás utilizar en la mayoría de ocasiones y sólo excepcionalmente tener que recurrir a otro. Voy a explicarte por qué.

Heridas Infectadas y Contaminadas

  •  Cuando se produce una herida, la piel no actúa como barrera protectora por la perdida de su continuidad, y por tanto, los gérmenes pueden penetrar en la zona de la herida y contaminarla.
  •  Una herida se considera contaminada cuando el número de microorganismos es menor a 100.000 colonias por gramo de tejido y no existen signos clínicos de infección local.
  •  Una herida está infectada cuando los microorganismos que se reproducen en ella invaden los tejidos vivos que rodean la lesión y producen alteraciones en los mismos.
  •  Los signos clínicos de una infección local son: eritema, edema, calor, dolor, rubor y exudado purulento.

Desinfectantes y Antisépticos 

  • Desinfectante: producto químico utilizado para la destrucción de microorganismos patógenos en superficies inanimadas o inertes. Sirven por tanto, para limpiar o dar asepsia a todo lo que está en contacto con un paciente (material médico, camas, suelos, camillas, pomos de las puertas…). Los más utilizados son el etanol, el yodo y el cloruro de sodio.
  •  Antiséptico: producto químico que se aplica sobre los tejidos vivos con la finalidad de eliminar los microorganismos patógenos o inactivar los virus. No tienen actividad selectiva ya que eliminan todo tipo de gérmenes. Son los que utilizamos en heridas y un imprescindible en tu botiquín de viaje.

Uso de Antisépticos

  • En heridas leves utilizar el antiséptico las primeras 48 horas, hasta la aparición del tejido de granulación (cicatrización).
  • No se deben mezclar diferentes tipos de antisépticos ni cambiar de su envase original.
  • 
Hay que respetar el tiempo de actuación y la concentración indicada por el fabricante.
  • No se recomienda emplear antisépticos colorantes (mercurocromo 10%, azul de metileno, violeta de genciana…) porque pueden enmascarar el aspecto de la herida, dificultando la valoración de la misma.
  • Antes de limpiar con un antiséptico hay que retirar las escaras (placas de tejido desvitalizado duro).
  • Los antisépticos más utilizados son
    Alcohol 96º
    Gluconato de Clorhexidina 1%: como la Cristalmina
    Povidona yodada o yodo: Betadine
    Peróxido de Hidrógeno o Agua Oxigenada

 

 

– Como ves Bibi, no hay un antiséptico ideal, lo mejor es tener yodo o clorhexidina y en casos excepcionales como es inyecciones puedes utilizar alcohol , agua oxigenada si te lo indica el dentista…
– Dices que no se puede utilizar la cloehexidina en la boca y sin embargo hay colutorios y pastas de dientes que la contienen.
– Así es Bibi. Pero las indicadas en uso bucal tienen una concentración mucho menor (0,05-0,12%) que no resulta irritante.

botiquin

 

Fuentes:
Guía práctica de la utilización de antisépticos.
Vademécum.es.