Los supositorios son una forma de administrar medicamentos poco utilizada actualmente, excepto en su uso como laxantes para combatir el estreñimiento. Como todo, tiene ventajas e inconvenientes. Sin embargo, si hay algo que caracteriza a un supositorio es que nadie sabe con seguridad cómo ponérselo: por la punta o por la parte plana. Y para ejemplo mi profesor de Pilates Eric:

– A ver si me lo aclaras Pills, ¿cómo tengo que ponerme el supositorio, por el lado plano o el de la punta?
– Ese es un gran misterio Eric, sobre el cual ni los propios farmacéuticos nos ponemos de acuerdo.
– Bueno, pero tiene que indicarlo en los prospectos o conocerse cual ha sido la forma más habitual de ponérselo a lo largo de la historia …
– Verás Eric, los datos sobre el origen y uso del supositorio son escasos, sin embargo trataré de explicarte lo que sé para que saques tus propias conclusiones.

.

SUPOSITORIO

.

Historia del Supositorio

  • Los primeros datos disponibles datan del 285 d.c., donde en un tratado de medicina se explica la fabricación de “formas de inserción rectal” que denominaron suppositorium. Estos primeros supositorios estaban compuestos de dátiles y ungüentos.
  • El médico griego Galeno recomendaba la introducción de jabón por el recto con indicación laxante.
  • Los egipcios utilizaban la vía rectal para introducir medicamentos  y tratar así distintas enfermedades.
  • Los supositorios, tal y como los conocemos hoy, se empezaron a utilizar a finales del siglo XIX.
  • Históricamente han tenido indicaciones poco menos que cuestionables como las de los supositorios radioactivos para el tratamiento de la impotencia.

 

como se ponen los supositorios

 

¿Qué son y para qué se utilizan los Supositorios?

  • Los supositorios son una forma sólida de administración rectal de medicamentos. Están compuestos por excipientes de distinta naturaleza y de sustancia activa medicamentosa.
  • En la actualidad son muy pocos los medicamentos formulados de esta manera, destacando sobre todo los supositorios con indicación laxante.
  • Para que el medicamento pueda actuar es necesario que previamente el excipiente se disuelva y lo libere a la mucosa rectal.

¿De qué depende la liberación del medicamento?

* Temperatura corporal.

* Ph y volumen de líquido de la mucosa rectal.

* Solubilidad del excipiente utilizado.

Difusión en liquido rectal.

* Superficie de mucosa rectal.

 Es decir, no depende de su forma ni de como lo introduzcamos.

¿Qué ocurre con el medicamento liberado?

* Será absorbido para realizar una acción a nivel sistémica como sería el caso de supositorios para el tratamiento de la fiebre.

* Actuará localmente sobre la mucosa. Ejemplo: los supositorios laxantes actúan por irritación de la propia mucosa, favoreciendo su peristaltismo.

Ventajas e Inconvenientes del Supositorio

Ventajas:
  • Uso en pacientes inconscientes.
  • En niños y ancianos, con problemas de deglución.
  • Pacientes con vómitos.
  • Mejorar la biodisponibilidad de fármacos que son degradados en intestino o hígado.
Inconvenientes:
  • La absorción es en general más incompleta, imprecisa y variable.
  • La inserción no es agradable.

 

supositorios

– Muy bien Pills, ya me has explicado qué son y para que sirven los supositorios, pero sigues sin aclararme cómo se ponen.
– Eric, te he explicado cómo actúan y de que factores depende su disponibilidad para que ahora puedas entender mejor la importancia de su forma y su inserción.
– Vale Pills, y si el asunto está tan claro ¿por qué no me lo dices y ya está?.
– Precisamente por eso Eric porque el “asunto” como tu lo llamas no está claro, aunque una tiene su predilección.

Supositorios: ¿del derecho o del revés?

Lo que dice la ciencia
  • Los prospectos de los propios supositorios entran en contradicción: unos defienden una forma, otros la contraria y otros directamente no dan explicaciones.
  • En el año 1991 la revista The Lancet publicó: “Supositorio rectal: sentido común y modo de inserción” donde defendía la inserción por la parte plana del supositorio argumentando para ello que de esta forma no era necesaria la introducción del dedo en el recto y que la posibilidad de que el supositorio fuera expulsado involuntariamente disminuía.
  • Este artículo fue duramente criticado por la falta de rigurosidad en su método y argumentos, especialmente por el sector de la enfermería, indudablemente muy familiarizados en su uso. Estas críticas fueron recogidas en el artículo de Nursering Times:  Should a suppository be inserted with the blunt end or the pointed end first, or does it not matter?  En el que concluyen, que si tan importante es la posición en la inserión, es necesario que se realicen más estudios urgentemente.
Introducirlos por el extremo Plano
  • La inserción es mucho más incómoda y su porcentaje de expulsión involuntaria disminuye tan poco (según el citado estudio de The Lancet, un 0% frente al 3% cuando lo hacemos por el extremo afilado) que no es un argumento definitivo.
  • El esfinter anal ayuda a una inserción más profunda cuando introduces el supositorio por la parte plana. Sin embargo, ¿La musculatura anal lanzará al supositorio mucho más profundamente de lo que uno mismo lo haría con el dedo?. No parece haber por esta razón una diferencia en la absorción del medicamento.
  • Y si lo que buscamos es una acción local, ¿deberemos entonces evitar introducirlo plano?.
Introducirlos de Punta
  • Es la forma más habitualmente utilizada: llamémosle sabiduría o sentido común popular.
  • La inserción es mucho más cómoda, evidentemente “entra mejor”.
  • Su gran inconveniente es que debes acompañar al supositorio con el dedo hasta el interior del recto.
Y entonces … ¿Un supositorio con 2 extremos en punta?
  • Parece lógico que esta podría ser la solución adecuada, por una parte se introduciría más fácilmente y por otra no se expulsaría, pero se perdería la comodidad que da la parte plana para introducirlo con el dedo.
Conclusión

La eficacia de un supositorio no depende de como lo introduzcas, así que ponlo como quieras … o como puedas 😉

 

 

– Pills está claro que la introducción del supositorio no está exenta de polémica y desde luego en absoluto hay consenso.
– La verdad Eric es que no, aunque yo me inclino por la inserción por el lado afilado, mucho menos traumática para el usuario. Para mi prevalece su comodidad frente a las imprecisas ventajas de su inserción plana.
– Bueno Pills, quizás a alguien se le ocurra algún invento …
– Para inventos este que he encontrado: una original silla dispensadora de supositorios creada por el genial Pep Torres. ¿Te atreves con ella?

supositorios

Fuentes:

Los romanos, inventores del supositorio. Globomedia.com
Formas Farmacéuticas de Administración Rectal. M.Bermejo, UV.

Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Email to someone