Por todos es sabido que fiesta, bebida y conducción son mala compañía y son muchos padres los que viven con preocupación las noches de los fines de semana cuando sus hijos salen con el coche o la moto, tanto por las posibles sanciones en un control de alcoholemia como por las consecuencias que de ello se derivan. El principal problema radica en la engañosa percepción que se tiene de cómo afecta la ingestión de las distintas bebidas en nuestras capacidades.

 

– Pills, desde que mis hijos se han sacado el carné de conducir vivo en continuo sufrimiento. Salen los fines de semana con el coche y por más que yo les insisto en que no deben beber ellos me argumentan que las dos cervezas que se toman no son un problema.
– Tienes tus motivos para preocuparte Dolo.Toda ingesta alcohólica afecta negativamente a nuestras percepciones y por tanto a la conducción.
– Exactamente Pills. El problema viene en que ellos no lo perciben así, no son conscientes de los efectos que la bebida tiene en su organismo.
– ¡Esa es la clave Dolo!. Ellos salen, ellos van de fiesta, beben, pero no perciben el peligro. ¡Por otra copa no pasa nada y luego control de alcoholemia y multa!

 

TEST DE ALCOHOLEMIA

Si bebo … ¿Qué le pasa a mi cuerpo?

  • Disminuye tu memoria, tu capacidad de concentración y el autocontrol.
  • Te provoca deshidratación por sudación y diuresis, lo que puede darte dolor de cabeza y en el peor de los casos causarte encefalopatía por deshidratación.
  • Aumenta tu pulso y tu actividad cardiaca.
  • Disminuye tus niveles de glucosa en sangre lo que te provocará sensación de debilidad y agotamiento físico.
  • Tu estómago aumentará las secreciones ácidas que mejoran la digestión, pero en exceso esa acidez puede provocarte úlceras.
  • Comenzarás a sudar por la vasodilatación que se produce.
  • En un primer momento tu respiración se acelerará y si sigues bebiendo notarás enlentecimiento de la misma.
  • Y en lo que respecta a tu comportamiento:

 

 

5 factores que influyen en tu tasa de alcoholemia

  1. Cantidad y la rapidez con la que bebas, que es directamente proporcional a sus efectos.
  2. Tu peso: a menor peso, menor volumen de distribución  y por lo tanto mayores efectos.
  3. Tu sexo: normalmente los órganos de la mujer son menores y su hígado tiene menos enzimas metabolizadores por lo que la bebida hace estragos con más facilidad, como ya te expliqué en este artículo.
  4. La ingesta de comida, especialmente la comida rica en grasa, enlentece la absorción en el estómago y por lo tanto la intoxicación.
  5. La toma conjunta con algunos medicamentos: si tomas tranquilizantes o relajantes sus efectos se potencian peligrosamente.

Si bebes …. ¿Cómo afecta a tu conducción?

  • Aumenta tu tiempo de reacción, es decir el tiempo que pasa desde que recibes una información y actúas en consecuencia.
  • Altera tus percepciones de velocidad, distancia y localización.
  • Altera tu sentido de la vista y el oído.
  • Te provoca euforia, agresividad y conducta temeraria.
  • Y por último, la somnolencia producida te puede llevar a que te duermas al volante.

alcohol

– Como verás Dolo si tus hijos tienen previsto beber más les vale dejar el coche en casa.
– ¡Eso les digo yo!. Además del problema que se van a encontrar si les hacen un control de alcoholemia.
– Exactamente Dolo. Ellos que son conductores noveles han de saber que se les permite unos límites inferiores en dichos controles.
– ¿Y hay alguna forma de saber qué nivel de alcoholemia tienes?.
– Bueno, teniendo en cuenta las variables que te he comentado, encuentro muy práctico que lleven descargada en el móvil una calculadora de tasa de alcoholemia y que se realicen el test siempre que salgan de fiesta, hayan bebido y vayan a coger el coche.
– Pills, me parece una idea buenísima!!!
– Si, pero ten en cuenta que el resultado es meramente informativo, ya que influyen otras variables como el tiempo transcurrido desde la ingesta o metabolización que no pueden ser tenidos en cuenta.

 

 

10 Falsos Mitos sobre el Control de Alcoholemia

  1. Masticar pasta de dientes, café, caramelos: pueden absorber el alcohol presente en tu boca pero no el alveolar que es el detectado por el alcoholímetro.
  2. Realizar ejercicio intenso: tu tasa de alcoholemia no disminuirá de forma significativa por mucho que sudes.
  3. Beber mucha agua antes del control: si vas buscando aumentar tu diuresis y con ella disminuir tu nivel de alcoholemia, olvídate. El alcohol se elimina mayoritariamente por metabolismo hepático, mientras que el agua se elimina por riñón.
  4. Tomar vitamina B no te hace llevar mejor la resaca: como ya expliqué aquí hay ninguna evidencia científica al respecto.
  5. Vomitar: tan solo eliminarás tu contenido estomacal.
  6. Utilizar fármacos inhaladores para el asma: conseguirás dilatar tus bronquios, nada más.
  7. Soplar despacio o con la lengua hacia atrás: además de no servir para nada te expones al enfado del agente que te realiza la prueba.
  8. Beber aceite de oliva: las grasas enlentecen la absorción desde el estómago pero no actúan una vez ya has bebido y… ¿de verdad te lo tomarías cuando estás de fiesta?.
  9. Chupar la batería de móviles, monedas: sin comentarios.
  10. Masticar césped o arena: sin palabras.

.

 

 

 

Fuentes:
Policía Local de Valencia: Campaña de vigilancia y control sobre alcoholemia.
BOE.