El alcohol es la droga legal más ampliamente consumida por todos los grupos de edad y una de las principales causas de muerte entre adolescentes y que curiosamente tiene una amplia aceptación social. Además, en la población adolescente, a los peligros de la intoxicación aguda por alcohol se le añaden la combinación con otras drogas. El peligro radica en que se creen inmunes al efecto del alcohol o incluso se saben conocedores de fórmulas mágicas como la asociación de alcohol y vitamina B para favorecer el metabolismo del primero y minimizar sus daños. Mi amiga Dolo, con dos hijos muy salidores, se ha cuestionado esta práctica y así me lo ha preguntado:

– Pills, ante la enésima discusión con mis hijos por el consumo de alcohol, me han salido con que no me preocupe porque se toman vitamina B y así lo toleran mejor. Por lo visto es una práctica habitual entre sus amigos.
– Bueno Dolo, ese es uno de los grandes mitos sobre el alcohol que corre de generación en generación: el uso de Vitamina B para eliminar más rápidamente el alcohol.
– ¿Y es cierto?
– Sea o no cierto Dolo, el daño que el alcohol haría a tu cuerpo seguiría siendo el mismo y sobre ello debemos concienciarlos.

 

vitamina b

El paso de Alcohol por nuestro Organismo

Cuando bebemos, el alcohol se absorbe rápidamente por la mucosa del estómago, apenas en 20 minutos si el estómago está vacío. El nivel de alcoholemia que alcancemos dependerá de la cantidad de alcohol ingerido, grado de alcohol de la bebida, si es ingerido en ayunas o con comida, peso, sexo y la tolerancia.

Posteriormente el alcohol se metaboliza y elimina mayoritariamente en el hígado (90%) y el otro 10% puede ser eliminado por vías accesorias como el riñón y el pulmón, de ahí el “olor” a alcohol que se percibe de forma intensa cuando alguien ha bebido.

Hay que destacar que la eliminación de alcohol es constante para cada individuo y que dependerá de la velocidad de trabajo de los enzimas de su hígado.

Otras Consideraciones en el Consumo de Alcohol

Muchos piensan que beber agua rebaja el nivel de alcoholemia y es falso.  El alcohol se elimina metabolizándose en el hígado y el agua por orina, de modo que la velocidad de eliminación del alcohol no se ve aumentada por el agua. Bebemos para rehidratarnos ya que el alcohol actúa como diurético, pero no para disminuir la concentración de alcohol.

Masticar césped, chupar baterías de móvil, masticar granos de café … nada de ello evitará que des positivo en un control de alcoholemia. La única seguridad la tienes no bebiendo.

Las mujeres, por lo general, toleran mucho peor el alcohol que los hombres, ya que tienen en el hígado menos enzimas metabolizadoras del alcohol, es decir, lo eliminamos más lentamente y por tanto lo acumulamos en nuestro organismo. Es por ello que los efectos no deseados aparecen antes que en los hombres.

Puede haber sensación de hambre debido a la bajada de glucosa que provoca el alcohol. Por ello, muchos jóvenes,después de ingerir alcohol, toman dulce o “atracan la nevera” buscando restos de pasta.

Uso de Vitamina B y Consumo de Alcohol

 Algunos adolescentes, y los no tanto, utilizan la Vitamina B6 cuando van a beber alcohol con la falsa idea de que les ayuda a eliminarlo más rápidamente y de esta manera “aguantan” mejor la bebida, además de creer que así no darán positivo en un test de alcoholemia.

Seguramente esta idea se ha tomado del protocolo que se aplica en urgencias cuando llega un paciente con intoxicación etílica. En estos casos se aplica un suero glucosado para prevenir la hipoglucemia que provoca el alcohol junto con administración intramuscular de complejo vitamínico B. Administran Vitamina B1 para evitar la encefalopatía por deshidratación, es decir, prevenir daños neurológico y B6 para mejorar la sintomatología neuromuscular.

No hay evidencia científica de que el uso de complejos de vitamina B acelera el metabolismo del alcohol. Sin embargo, la Metadoxina, no comercializada en España y derivada de la Vitamina B6, ha demostrado en algunos estudios que ayuda a metabolizar con rapidez el metanol y el acetaldehído, que son los metabolitos tóxicos del etanol, pudiendo ser útil para tratar casos de intoxicaciones alcohólicas agudas.

Por ello, la conclusión que podemos sacar es que la Vitamina B1 y B6, que popularmente se asocian al consumo de alcohol para su mejor tolerancia, no tienen respaldo científico para dicho uso. Tan solo la Metadoxina parece haber demostrado esta propiedad pero no está comercializada en nuestro país de momento.

Daños Provocados por el Consumo de Alcohol

Lo que si que es muy importante transmitir es que las secuelas que el alcohol va dejando en nuestro organismo a través de su consumo crónico o el abuso ocasional son importantes y no se van a evitar porque este alcohol sea eliminado más o menos rápidamente.

 

 

 

Fuentes:
Alcohol y metabolismo humano ,ARAGÓN, C.; MIQUEL, M.; CORREA, M.; SANCHIS-SEGURA, C.Intoxicación alcohólica aguda, IZQUIERDO, M.
Manual de intoxicaciones en peditría, SEUP.
European Journal of internal Medicine: Acute alcohol intoxication
MedlinePlus: Riesgos del consumo de alcohol para la salud
Metadoxine in acute alcohol intoxication: a double-blind, randomized, placebo-controlled study.