Hace un par de días, saltaba la noticia de que un joven inglés había quedado ciego de un ojo a causa de una queratitis por Acanthamoeba. Al parecer, este parásito se introdujo en su ojo mientras se duchaba con las lentillas puestas. Y este ha sido el detonante para que mi amiga Alex me llamara alarmada, ya que, según me dice, es práctica común en ella bañarse y ducharse con las lentillas puestas.

– Pills, ¿es cierto que puedo quedarme ciega por bañarme con las lentillas?.
– Sería más exacto decir que bañarte con lentillas es un factor de riesgo para desarrollar una Queratitis por Acanthamoeba y que en el peor de los casos podrías perder la visión.
– Pues yo no tenía ni idea de que era tan peligroso hacerlo y eso que soy portadora de lentillas desde hace mucho tiempo.
– Ese es el problema, Alex. Nos acomodamos a una situación tras mucho tiempo y nos relajamos en las normas de cuidado a llevar. 

 

 

¿Qué es una Queratitis por Acanthamoeba?

La Acanthamoeba es un parásito común que vive en el suelo y en el agua.

Si penetra en el ojo, este parásito provoca una queratitis o inflamación de la córnea produciendo dolor intenso, enrojecimiento y fotofobia durante varias semanas. Además, puede presentar infecciones y úlceras corneales que disminuyan la visión .

En los casos más severos pueden quedar cicatrices que requieran trasplante de córnea e incluso puede llegarse a la pérdida de la visión.

¿Cómo las Lentillas pueden causar una Queratitis?

La Acanthamoeba es muy resistente y puede sobrevivir y colonizar los estuches de las lentillas y las propias lentillas. Al utilizar una lentilla contaminada, este parásito puede  penetrar en el ojo a través de la mucosa ocular, algo que se facilitará si esta mucosa tiene alguna herida (algo más habitual en portadores de lentillas).

La queratitis es más común en las personas que utilizan lentes de contacto de uso prolongado o en las que las utilizan constantemente. Por el contrarioen las personas que las utilizan diariamente y se las quitan por la noche es mucho menos frecuente. De todas formas, hay que señalar que la incidencia de esta queratitis es bajísima.

¿Qué riesgos debo evitar al llevar Lentillas?

Si hemos dicho que este parásito se encuentra habitualmente en el agua, deberemos evitar conductas de riesgo tales como  las descritas en la infografía:

 

 

Si te gusta la microbiología y quieres conocer más detalles sobre este parásito, te invito a leer este extraordinario artículo de mi compañero Jorge Ligero.

Fuentes: Principios de Fisiología y Patología Ocular. J.L. Menezo-Rozalén.