Las copas menstruales se van imponiendo a cualquier otro sistema de recogida de flujo menstrual por su versatilidad y sostenibilidad. Dado que la inversión inicial es más alta que en los sistemas convencionales, como tampones o compresas, y se va a utilizar por largo tiempo (aquí es donde también se ve su rentabilidad), es importante que seamos certeros en el momento de elegir la talla de la copa menstrual adecuada para cada una de nosotras.

¿Cómo se Sujeta la Copa Menstrual?

La copa menstrual tiene un extremo inferior estrecho que poder sujetar entre los dedos y en su parte superior un borde circular que debe ajustarse a las paredes de tu vagina.

Cuando se introduce la copa menstrual, las paredes vaginales y la tensión que ejercen sus músculos serán los la mantengan en su posición. Si el tamaño queda perfectamente ajustado, se produce un vacío que impide que la copa se mueva.

Las copas están fabricadas con silicona médica hipoalergénica y dependiendo del tipo de esta, la copa será más o menos firme y se adaptará con mayor o menor comodidad a tu cuerpo.

¿A más Flujo mayor Tamaño de Copa?

Este es el error más común, pensar que el tamaño de la copa debe elegirse en función de nuestro flujo menstrual. De tal forma que a mayor flujo necesitamos un tamaño de copa más grande.

Ya hemos explicado cómo se sujeta la copa en el interior de nuestra vagina, por lo tanto es fácil imaginar que lo que determina la talla a utilizar es el diámetro de la copa, de tal forma que este se adapte perfectamente al espacio en donde se introduce.

Por lo tanto, la elección de la copa menstrual debes hacerla por el diámetro de la copa y no por su capacidad.

¿Cómo elegir la Talla de la Copa Menstrual?

Las tallas y tamaños de la copa menstrual varían según las marcas. Normalmente cada marca tiene dos tamaños y excepcionalmente un tercero más pequeño.

Hay dos condicionantes a la hora de elegir la talla de la copa menstrual:

  • Parto vaginal: si has tenido un parto vaginal, necesitarás una talla grande de copa menstrual. En caso contrario la talla pequeña es la de tu elección.
  • Edad: la elasticidad de los músculos vaginales va perdiéndose con la edad. Todas las casas que comercializan copas menstruales ponen el límite de los 30 años para la elección de la talla. Por debajo de los 30 años la talla indicada será menor que cuando se supera la treintena.

Ahora bien, pueden haber excepciones a estos condicionantes. En el caso de mujeres que ejercitan su suelo pélvico y por lo tanto mantienen un buen tono de sus músculos vaginales, la talla indicada puede ser la pequeña.

¿Cómo saber si llevo la Talla Adecuada?

Cuando introduces la copa en tu vagina, esta debe quedar perfectamente ajustada, sin que se mueva y sin que la notes.

Cuando la copa es más grande de lo que necesitas, puedes notar incomodidad y te puede resultar molesta en el momento de retirarla.

Por el contrario, si la copa es demasiado pequeña puede moverse y deslizarse hacia abajo. Además puede no recoger bien el flujo vaginal y tener pérdidas.